Grant Thornton, una de las empresas líderes en Auditoría, Impuestos y Consultoría en Chile y el mundo, da a conocer estudio que analiza cómo será la arquitectura de los mercados de capitales del futuro y cómo puede ser simplificada para maximizar el valor de las inversiones.

Las arquitecturas tecnológicas utilizadas por las instituciones del mercado de capitales no han cambiado de manera fundamental en los últimos 15 años, por lo cual es necesario simplificarlas.

Esta es una de las conclusiones de un estudio efectuado por Grant Thornton UK relativo a los impactos de la simplificación de procesos y arquitectura tecnológica, en empresas que operan en el Mercado de Capitales, denominado “El futuro del mercado de capitales: una senda hacia la simplicidad”, y que presenta Patricio Silva Peña, socio de Tecnología de Grant Thornton Chile.

Si bien las transacciones financieras electrónicas han permitido cambiar la forma en que los clientes las realizan, éstas todavía pasan por una plataforma de transacciones, una "middle office", una "back office" y un área de análisis de riesgos. Los bancos han adoptado el procesamiento directo y han implementado las plataformas requeridas para realizar las transacciones financieras electrónicas, pero en muchos casos, al seleccionar el mejor enfoque para todas las clases de activos, los bancos han exacerbado la complejidad de la arquitectura.

Cinco son los principales impulsores de la simplificación:

El cumplimiento regulatorio: Los directorios deben explicar cómo funciona su banco y cuanto más simple sea la arquitectura, más fácil será la explicación.

La eficiencia de costos: El gasto requerido por los reguladores en tecnología y procesos no ha permitido que las instituciones financieras reduzcan costos. Esto ha mantenido una relación alta entre costos e ingresos y un bajo retorno sobre el capital.

Agilidad: El ritmo del cambio causado por la innovación se acelera. Amazon, por ejemplo, implementa un cambio cada 11 segundos, mientras que los tiempos equivalentes para un banco típico son órdenes de magnitud más lentos.

Oferta diferenciada: Los bancos exitosos serán aquellos que comprendan mejor las necesidades de los clientes y puedan usar la información que poseen, o a la que pueden acceder, para construir una oferta más atractiva y brindar una experiencia satisfactoria al cliente.

Retención de talento: Los bancos están perdiendo la guerra por el talento técnico y necesitan dejar atrás la arquitectura heredada para adoptar la innovación y crear lugares atractivos donde trabajar. Reducir la arquitectura heredado es fundamental para alcanzar este objetivo.


Simplificar con tecnologías emergentes y arquitectura

El estudio señala los enfoques que pueden aplicar las empresas del mercado de capitales para lograr esta simplificación vía tecnologías emergentes -la nube, los "containers", la contabilidad distribuida, la “data” y la inteligencia artificial-, o bien, vía simplificación de la arquitectura.

Respecto de esta última, con los cambios de prioridades, las arquitecturas de las firmas evolucionaron para satisfacer requerimientos de corto plazo, lo que creó estratos de complejidad, ya que se fueron agregando procesos a las plataformas heredadas ya existentes. Hoy, existen tres métodos para simplificarla:

El primero consiste en identificar actividades o servicios que se puedan mover afuera de la organización individual y que se puedan gestionar en forma colectiva, proceso que en inglés recibe el nombre de "Mutualising". Este se puede lograr con la tecnología ya establecida de almacenamiento en la nube, pero también con tecnologías más nuevas como la “Infraestructura como código” y los "AI frameworks".

El segundo radica en eliminar actividades que ya no son necesarias. El estudio señala cuáles son los procesos redundantes que ya no serán necesarios: la Middle Office y la Back Office, los calces, las confirmaciones, las reconciliaciones y la automatización robótica de procesos (RPA, por su sigla en inglés).

Y el tercero es agregar capacidades nuevas que amplíen la oferta y aumenten la diferenciación. Hay
4 áreas que pueden contribuir a diferenciar la oferta: Los conocimientos técnicos avanzados impulsados por datos, los microservicios, la tecnología DevOps, y la tecnología de capas cibernéticas y de conectividad.

El desafío para ellas es entonces forjar una visión para un futuro simplificado y un plan que les permita concretar dicha visión.